viernes, 20 de abril de 2012

: Cuentos populares españoles. La exageración

Cuentos populares españoles. El valor del cuento para sumergirse en la cultura donde ha crecido la segunda lengua.

LAS PRINCESAS DELICADAS

(Cuento popular de exageraciones)
 
Había una vez tres princesas llamadas Susana, Juana y Ana que eran muy altas, guapas y sanas y siempre estaban muy alegres y con ganas de jugar y divertirse. Sus padres, los reyes, estaban muy contentos con sus tres hijas porque nunca se ponían enfermas. Pero de repente un día, sin que nadie pudiese explicar la causa, las tres princesas se hicieron muy delicadas. 
La princesa Susana, la mayor de todas, estaba paseando tranquilamente por el jardín del palacio, cuando unos pétalos de rosas le rozaron ligeramente en la cabeza. La princesa cayó al suelo desmayada con un enorme chichón. Los médicos pudieron curarla de aquel golpe pero la princesa Susana quedó delicada para siempre.
Otro día la segunda princesa, Juana, se despertó con una gran herida en la espalda. Cuando buscaron la causa de la herida descubrieron que había sido producida por una pequeña arruga de las sábanas. Los médicos pudieron curar la herida, pero la princesa Juana quedó delicada para siempre.
Entonces los reyes muy asustados decidieron construir una urna de cristal para meter en ella a la princesa Ana, la más pequeña y hermosa de las tres princesas. En el salón más grande del palacio los ingenieros reales construyeron en pocos días una enorme urna con las paredes y el techo de cristal. Dentro vivía la princesa y no la dejaban salir. Los reyes llegaron a pensar que a su hija pequeña no le iba a pasar nada y que no se haría delicada. 
Pero un día entró en la urna un pequeño mosquito y con el aire producido por el movimiento de sus alas se resfrió la princesa. Los médicos pudieron curar el resfriado pero la princesa Ana quedó delicada para siempre.
Todavía los reyes no se han puesto de acuerdo sobre cuál de sus hijas es la más delicada.

 



    


Actividad para niños.

 Objetivos. 


Culturales- Vincular la lengua a las tradiciones e historias del país
Aprendizaje: Vocabulario nuevo y frases sencillas
Juego y humor: La exageración


1-El profesor lee el cuento en voz alta.

 Preguntas entre todos
¿Qué es mayor? ¿qué es desmayada?...
 Se hacen imitaciones de las palabras. Caricaturas. Gestos


2.- El profesor dice: Los españoles son exagerados y pregunta: ¿qué es  la exageración?

  Ejemplos
Entre el profesor y los niños ponen ejemplos de exageraciones

  Niño muy alto de la clase: Morten es alto como una torre
  Niño muy rubio: El cabello de Jan es rubio como  el sol
  Niña muy pequeña: Charlotte es pequeña como una  margarita

Se debe evitar que los niños den más valor a ser alto o guapo o delgado. El juego da igual valor a cada característica física. Evitar competencia. Evitar presión por estereotipos.


 3.- Ahora buscamos exageraciones en el cuento.

 El pétalo de rosa la rozó y le hizo un chichón.
 Gran herida por una arruga de la sábana
 Vuelo de un mosquito les produjo un resfriado


4.- Inventar exageraciones cómicas: 
Pequeño teatro sobre personajes exagerados.
     

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada